Montevideo. El ministro de Defensa de Uruguay, Luis Rosadilla, respaldó a los ex secretarios de Estado que ocuparon su lugar en la administración de Tabaré Vázquez, luego de conocerse irregularidades en la Armada.

“Sin imputarle nada a nadie, soy responsable en la medida en que conozca el hecho. (Los ex ministros Azucena) Berruti, Gonzalo Fernández o (José) Bayardi actuaron disponiendo lo que se debía. Investigaciones administrativas, pase a la Justicia… No tengo sospecha en el procedimiento de ellos”, indicó.

Rosadilla dijo en el programa No toquen nada (Océano FM), que fue “en la administración anterior en donde se comenzó a regularizar la situación” y destacó la creación del Área de Gestión.

El ministro indicó que desde que asumió “recibió varias denuncias sobre irregularidades” en alguna de las fuerzas.

“Varias denuncias desestimé, pero ¿qué pasa si en seis meses resulta que la denuncia era efectiva? Tendré mi responsabilidad por no tener el juicio suficiente”, dijo.

Los hechos. Rosadilla explicó brevemente los casos que pusieron a la Armada en el ojo de la tormenta.

De los cuatro oficiales que fueron separados del cargo, dos de los involucrados son capitanes de navío y los dos restantes capitanes de fragata. Uno de ellos es el agregado militar de la embajada de Uruguay en Brasil, mientras que los capitanes de navío serían los que cobraron en ventanillas del Banco República los US$600.000 en 2008, por las dos compras irregulares.

El ministro indicó que uno de los hechos que se investiga es la supuesta adquisición de una grúa que nunca se concretó: “estaba la orden de comprar la grúa y se entregó el dinero para esa compra, pero no aparece”, indicó.

El ministro dijo que “tal vez” esta sea una práctica “común” en la Armada, aunque dijo que eso lo determinará la Justicia.

Otro de los casos que se investiga es el uso que se le dio a los fondos provenientes de Naciones Unidas. Rosadilla indicó que desde que asumió prorrogó en dos oportunidades esa investigación y pidió que se pagaran 6.000 euros para obtener información de una cuenta creada en un banco alemán, donde se sospecha que eran desviados esos fondos.

“El informe de Jurídica que me fue entregado el lunes contiene varias recomendaciones. Ahora lo voy a remitir a la Justicia”, dijo Rosadilla.

Otra de las situaciones que se investigan es la presentación de documentos alterados en la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia). Según comentó Rosadilla, un funcionario civil de esa repartición presentó boletas por conceptos de viáticos durante un viaje “que estaban alteradas”.

Los cuatro oficiales que fueron separados de su cargo continuarán cobrando sus sueldos hasta que la Justicia adopte una resolución

Respaldo total.  El ministro Rosadilla dijo que hay preocupación en las tres armas por este tipo de prácticas, pero aseguró que “está garantizada la verticalidad del mando”.

El ministro dijo que respalda “a todos los funcionarios que están bajo órbita” y agregó que cuando deje de hacerlo tomará medidas al respecto.