Montevideo. El gobierno uruguayo remitió al Parlamento un proyecto de ley que autoriza al Estado a plantar y comercializar marihuana para combatir el narcotráfico y la delincuencia.

La normativa, que dispone de un único artículo y que ingresó a la Cámara de Diputados el miércoles por la noche, establece que el Estado tendrá la potestad de fijar las condiciones en las cuales será importado, producido, distribuido y comercializado el cannabis, cuyo consumo está despenalizado en Uruguay.

"El proyecto envía un mensaje, que nos parece muy claro, a la sociedad y al sistema político (sobre) la voluntad del Poder Ejecutivo de avanzar en relación a la regulación de este mercado", dijo a Reuters el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Julio Calzada.

"Ese mercado hoy es ilegal y está desregulado (...) El Estado no tiene participación salvo en aquello que puede incautar, que en el mejor de los casos es el 10% de las sustancias", agregó.

El gobierno de izquierda del presidente José Mujica había dicho a mediados de junio, cuando anunció la iniciativa, que necesitaría producir unas 27 toneladas al año de marihuana en un área de aproximadamente 100 hectáreas para satisfacer la demanda de los fumadores uruguayos.

El gobierno, que tiene el control del Congreso, espera que el proyecto de ley oficie como una norma marco que le permita emitir decretos que especifiquen regularizaciones concretas para cada actividad.

De acuerdo con estimaciones oficiales, unas 75.000 personas consumen marihuana en Uruguay al menos una vez por mes.

"Las actividades (...) deberán ser realizadas exclusivamente en el marco de una política de reducción de daños que, asimismo, alerte a la población acerca de las consecuencias y efectos perjudiciales del consumo", indica el proyecto de ley.

El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, sostuvo que la medida busca "arrebatar al narcotráfico un negocio de entre US$30 y US$40 millones anuales", informó el Poder Ejecutivo en su página web.

La propuesta no contradice ninguna normativa internacional, dijo el funcionario.

El gobierno, que tiene mayoría en el Congreso, espera que el proyecto de ley oficie como una norma marco que le permita emitir decretos que especifiquen regularizaciones concretas para cada actividad.

Las autoridades adelantaron que no estará contemplado el auto cultivo de cannabis y que sólo los uruguayos podrán acceder al régimen, con lo que buscan desalentar que el país se convierta en un imán para los consumidores de marihuana.

Calzada dijo que "no se espera una votación a tapa cerrada" y que la iniciativa "puede ser mejorable".

Aún no ha sido determinado si crearán un registro de consumidores ni si serán habilitados productores privados y clubes para consumo.

El funcionario precisó que el gobierno optó por aguardar la aprobación de la ley para comenzar con el cultivo del cannabis, actividad que en principio estaba prevista para septiembre.

La iniciativa se inscribe en un paquete de 15 medidas que el gobierno busca aplicar para reducir la inseguridad en el país sudamericano.