Montevideo. Lo que parece obvio no siempre lo es. El presidente uruguayo, José Mujica, emitió un decreto en el que obliga a todos los organismos estatales a exhibir claramente el horario de atención al público en el que trabajan.

También se deberá publicar el horario en la página web de cada institución. El decreto además, establece que los horarios excepcionales que sean autorizados por alguna ocasión en particular deben ser comunicados con una antelación de 24 horas.

Mujica criticó muchas veces durante la campaña que en las oficinas públicas no hayan indicaciones claras para los usuarios, tanto de horarios como de señales hacia dónde dirigirse.

Fue particularmente duro con el Banco República. Señaló en su momento que, en vez de facilitar el acceso a los clientes, se lo complicaba.