El presidente José Mujica se reunió con la dirección de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) en la residencia de Suárez.

En medio de la crisis educativa desatada por las discrepancias que recogió el plan Promejora por parte de los docentes agremiados, el mandatario optó por escuchar directamente la voz de los rebeldes e intentar consensuar las posturas. Su principal interés era conocer qué proyectos tienen los profesores en mente para lograr mejorar la calidad educativa.

De mañana, durante la sesión del Consejo de Ministros, Mujica había adelantado esa intención, según dijeron a El Observador fuentes oficiales. Su expectativa era conversar con Fenapes y que, sin intermediarios, ellos mismos le expliquen los argumentos por los cuales rechazan Promejora y conocer sus ideas para revertir el funcionamiento del sistema educativo de forma de alcanzar mejores resultados.

Ante el rechazo a planes concretos, el presidente quiere recibir alternativas.

Al presidente le inquietan las resistencias a los planes oficiales por parte de Fenapes y los convocó a intercambiar ideas. Mujica comentó que pedirá “cooperación” a los docentes en la búsqueda de acuerdos.

En medio de la crisis educativa desatada por las discrepancias que recogió el plan Promejora por parte de los docentes agremiados, el mandatario optó por escuchar directamente la voz de los rebeldes e intentar consensuar las posturas. Su principal interés era conocer qué proyectos tienen los profesores en mente para lograr mejorar la calidad educativa.

“Nos juntamos entre compañeros y les dejamos unos papelitos”, relató a El Observador el dirigente de Fenapes, Pedro Balbi (Partido Comunista).

La reunión entre Mujica y el sindicato se concretó de tarde. Una vez finalizada, Fenapes volvió a reunirse para discutir el contenido del encuentro con el mandatario y emitieron una declaración. El clima estuvo muy tenso, al punto que sobre la hora 21 una discusión entre dos dirigentes casi termina en golpes de puño, según presenció El Observador.

Mujica ha dicho que hasta ahora no se ha “dado en el clavo” con la educación que necesita Uruguay para sustentar el crecimiento económico, pero los proyectos que promueven cambios se enfrentan constantemente con el sindicato de docentes.

El presidente enfatizó durante el Consejo de Ministros la necesidad de darle un espaldarazo a los acuerdos partidarios, también cuestionados por Fenapes. Este lunes, el sindicato a través de un comunicado lanzó críticas al Codicen, acusó de una “intromisión política” e insistió con los cuestionamientos a Promejora, la propuesta lanzada por el consejero nacionalista Daniel Corbo.

Advertencia. Mujica reiteró su decisión de remover a todas las autoridades en caso que no haya una salida negociada a las diferencias. El mandatario respaldó la gestión del presidente del Consejo Directivo Central (Codicen), José Seoane, luego que el jerarca pusiera su cargo a disposición. Ese espaldarazo fue iniciativa del ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehlich.

Mientras informaba al gabinete los detalles de los desencuentros en el órgano de conducción de la enseñanza, el secretario de Estado le preguntó al presidente si respaldaba la gestión de Seoane. La respuesta fue afirmativa y ese aspecto fue enfatizado por Ehrlich más tarde ante la prensa. De este modo, el ministro de Educación jugó una carta de apoyo al titular del Codicen y al mismo tiempo se desmarcó de Secundaria.

Ehrlich calificó como “inoportuno” e “inadecuado” el comunicado en el que el organismo rechazó el Promejora. El secretario de Estado dijo que el sábado venía todo encaminado para que la votación del Condicen por la iniciativa presentada por el nacionalista Daniel Corbo saliera con el apoyo de todos los consejeros pero hubo complicaciones a último momento.

Finalmente, Néstor Pereira, representante de los docentes, cambió su posición y se pronunció en contra. La votación salió 4 a 1. Ehrlich agregó, ante los ministros, que el proyecto es del Codicen y no solo de Corbo. Comentó que varios aspectos de la propuesta original fueron modificados.