Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que “no tiene ningún sentido que ANCAP tenga ese edificio”, en referencia a una propiedad de la petrolera estatal ubicada en la calle Gorlero, en Punta del Este.

Mujica pretende vender esa propiedad para generar fondos para uno de sus principales proyectos: el anunciado plan de vivienda. El presidente agregó en ese sentido que “todos van a tener que poner algo” para financiar el plan y que él solo “no puede”, dado que actualmente aporta unos $100 mil de su salario.

Ante estas declaraciones, el vicepresidente de ANCAP, Germán Riet, dijo a El Observador que el presidente “no está bien informado”.

Explicó que el edificio en cuestión fue puesto a remate por la petrolera estatal durante la administración de Tabaré Vázquez lo que generó una movilización en el balneario para impedir la venta del predio que fue declarado patrimonio nacional, publica este domingo El Observador.

El predio está formado por una antigua estación de servicio en desuso y un edificio de apartamentos contiguo. El vicepresidente de ANCAP dijo que “la parte de la estación no se puede tocar” y que hay un terreno detrás que “puede tener un valor”. La Junta de Vecinos había solicitado que se separe ese terreno que no es patrimonio nacional.

Riet dijo que la intención era utilizar la parte que no se puede vender para un emprendimiento de carácter cultural.

Mujica también señaló que pedirá a ANCAP un informe para saber si hay otras propiedades en otros puntos del país a lo que Riet dijo que no hay ningún otro predio disponible.