Montevideo. Los cancilleres de Uruguay, Luis Almagro, y de Argentina, Héctor Timerman, se reunirán este lunes en Montevideo para firmar el documento de monitoreo del río Uruguay, con el que se sentarán las bases del control ambiental del que separa a ambos países.

Tras la firma del acuerdo, redactado en el marco de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), ya está establecido un plazo máximo de 60 días para que el Comité Científico Binacional comience a actuar. Los primeros estudios se realizarán en la zona de la planta de UPM (ex Botnia) y la desembocadura del río Gualeguaychú.

El comité cuenta con dos integrantes seleccionados por cada país. Uruguay eligió al ingeniero Eugenio Lorenzo y el químico Alberto Nieto. Por su parte, Argentina nominó a los especialistas Juan Carlos Colombo y Guillermo Esteban Lyons.

Hace unos días, Almagro informó que para habilitar la planta de UPM se respetaron los criterios ambientales de cada jurisdicción y de la CARU, y sobre ellos se realizará el monitoreo integral del río Uruguay, además de basarse en estándares y parámetros ambientales que aún no existen, ya que para ello se debe conocer la calidad actual de las aguas.

Con respecto a la relación con Argentina, el canciller uruguayo manifestó: “Estamos en un contexto muy favorable de trabajo, en el que se confía poder alcanzar soluciones definitivas”.