Montevideo. El gobierno de Uruguay y representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentaron el primer proyecto de planificación subregional ante el cambio climático para esta capital y su zona metropolitana.

Entre las acciones que propone el estudio aparecen aspectos del hábitat, biodiversidad, energía, transporte y salud, destacaron las autoridades en el lanzamiento realizado en la intendencia montevideana.

El "Plan Climático Territorial de la Región Metropolitana de Uruguay" es la primera experiencia de planificación para el cambio climático a escala subnacional fruto del trabajo de más de 700 técnicos y actores locales.

"Esto se logra con el trabajo en conjunto de los organismos del Estado asícomo con la cooperación internacional", destacó el prosecretario de la presidencia de la República, Diego Cánepa.

La coordinadora residente de la ONU y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Susan McDade, comentó que los impactos del cambio climático "se sienten localmente" en poblaciones que "no son ni serán necesariamente las mayores causantes del problema".

Afirmó que Uruguay no es un "contribuidor grande" a escala global de emisiones de gases de efecto invernadero, pero que "es necesario planificar y preparar a escala local las acciones que contribuyan a solucionar el problema".

Este plan incluye medidas a implementar por los departamentos (en Montevideo, Canelones y San José vive más de la mitad de los 3,4 millones de uruguayos) y otras específicas para cada territorio.

Los intendentes de los tres departamentos coincidieron en la "necesidad de trabajar en conjunto" e instrumentar políticas públicas comunes.

En tanto, el ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medioambiente, Francisco Beltrame, recordó que la zona metropolitana "es donde se produce la mayoría de las emisiones de dióxido de carbono" en el país.

Por eso, "es necesario sumar esfuerzos y articular políticas colectivas", enfatizó.

El proyecto fue financiado con fondos de cooperación de los gobiernos del País Vasco, de España, la provincia de Québec, de Canadá, y donantes del programa de desarrollo local ART del PNUD.