Montevideo. Unos 50.000 uruguayos marcharon este viernes en silencio por la capital del país para recordar a las víctimas de la dictadura (1973-1985), en una de las ediciones más concurridas, horas después de que el Congreso decidiera mantener una ley de amnistía.

Miles de personas recorrieron parte de la avenida principal de Montevideo portando fotografías en blanco y negro de los desaparecidos, mientras por altoparlantes se transmitía el nombre de cada uno.

La marcha, que se realiza cada 20 de mayo desde hace 16 años en el aniversario del asesinato en 1976 de dos políticos uruguayos en Argentina, se dio horas después de una decisión del Congreso de mantener vigente una ley de amnistía que impide juzgar a militares que hayan cometido delitos durante la dictadura.

En la madrugada de este viernes, luego de 14 horas de debate, la Cámara de Representantes rechazó una propuesta para derogar la llamada "Ley de Caducidad", tras una empate entre los legisladores.

La emoción y la desilusión se hicieron sentir en un contundente y prolongado aplauso previo al himno nacional.

"Siento mucha rabia, mucha bronca, por lo que pudo haber sido (en la votación) y no pudo ser, pero no bajaremos los brazos, seguimos luchando por la verdad", dijo Erminia Santana, presa política y familiar de un desaparecido.

La anulación de la Ley de Caducidad era una promesa electoral de la coalición de gobierno y un proyecto que promovieron los legisladores oficialistas.

El mandatario José Mujica, que este viernes celebró su cumpleaños 76 pero no asistió a la marcha como lo hizo el año pasado, había pedido a los legisladores de su partido, el Frente Amplio, que no derogaran la ley ya que para él no era la forma de anularla.

Sin embargo, salvo el diputado que causó el empate, los legisladores oficialistas votaron por anular la norma, ratificada anteriormente por dos consultas populares.

"Ya sabemos que iba a suceder pero hay que seguir trabajando; yo no puedo hablar por mi presidente porque se lo que sufrió, lo que pasó y lo que estará pasando en este momento en que no todo el pueblo lo acompaña", dijo a Reuters la anciana madre de un desaparecido.

Unos 200 uruguayos desaparecieron durante el gobierno de facto, miles fueron torturados y encarcelados, mientras que otros decidieron refugiarse en el exilio.

Mujica, un ex guerrillero, pasó más de una década en prisión, varios de esos años en condiciones infrahumanas.

El lema de este año, "Verdad y Justicia: derecho de todos, obligación del Estado", fue acompañado por varias de las consignas de marchas anteriores expresadas en sobrios carteles que reclamaban el fin de la impunidad.