Guatemala. El gasoducto que se instalará en Guatemala, desde México, costará US$700 millones, cuyo financiamiento se gestionará con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), indicó ayer el presidente Otto Pérez Molina en una actividad celebrada en Huehuetenango.

El mandatario indicó que en su viaje a Suiza, para participar en el Foro Económico Mundial, del 22 al 25 de enero, él y el presidente de México firmarán el convenio.

La suscripción será entre Petróleos Mexicanos (Pemex), de ese país, y el Ministerio de Energía y Minas, de Guatemala. Agregó que de los US$700 millones, a Guatemala le corresponderían entre US$200 millones y US$300 millones.

“Era secreto”. Ayer, en Huehuetenango, Pérez Molina y otros funcionarios inauguraron una escuela, el inicio de la construcción de un mercado y entregaron el bono seguro.

Durante el segundo acto, el alcalde de Huehuetenango, Augusto Gómez, y la diputada del Partido Patriota (PP) por ese departamento, Emilene Mazariegos, anunciaron al ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, como “futuro presidente”, “aunque era un secreto, nuestro futuro candidato”.

Sinibaldi lo negó y dijo que fueron declaraciones espontáneas, por la emoción, y porque algunos miembros del PP quieren que sea el candidato, pero que aún no hay decisión. Añadió que de proponérselo, aceptará.