Lima, Andina. El escritor Mario Vargas Llosa y su colega Jorge Edwards presentaron hoy el “Llamado a la Concordia”, una iniciativa que busca contribuir a sobrellevar en un clima de paz el diferendo marítimo, y dar un ejemplo de solución civilizada y pacífica a las controversias.

El Premio Nobel de Literatura pidió a los peruanos y chilenos, y a todos los que comparten ese objetivo, a adherirse a ese manifiesto refrendado por académicos e intelectuales de ambos países.

Con ese fin, el premio Nobel de Literatura 2010 anunció el lanzamiento de la página web www.llamadoalaconcordia.com para que quienes se sientan identificados con ese propósito se unan a este esfuerzo.

Desde Madrid, España, Vargas Llosa dijo que la solución del diferendo marítimo en la Corte Internacional de Justicia de La Haya puede ser un ejemplo a la comunidad internacional sobre la forma sensata de resolver los diferendos fronterizos.

“Que esto no sea un fin sino un principio y también un ejemplo para los países latinoamericanos. La manera sensata de resolver los diferendos es la que siguen Perú y Chile y si se hace de esa manera creo que puede sentar un ejemplo”, declaró.

La iniciativa de paz formulada por Vargas Llosa y Edwards se produce en momentos que ambos países están a la espera del inicio de la etapa oral del diferendo, en el que Lima pide delimitar la frontera marítima y Santiago que el tema ya fue zanjado.

De acuerdo a especialistas, el fallo de la Corte de La Haya se produciría a mediados del 2013.

Vargas Llosa sostuvo que la mayoría del pueblo peruano y chileno es consciente que la lucha es contra el subdesarrollo y la pobreza, y no quiere que el litigio en La Haya sea usado para atizar rencillas, desconfianzas y enconos interesados.

Entre las personalidades que suscribieron el Llamado a la Concordia figuran Javier Pérez de Cuellar, Isabel Allende, Delfina Guzmán, Fernando de Szyszlo, Cristian Warnken, monseñor Luis Bambarén, Carla Cordua, Luis Llosa Urquidi o Humberto Giannini, entre otros.

Vargas Llosa destacó las “credenciales democráticas impecables” de los adherentes a esta iniciativa.

El pronunciamiento menciona que “si Perú y Chile comprenden la oportunidad histórica que ahora se les ofrece”, de entrar a una etapa de paz auténtica, de reconciliación verdadera (…) contribuirán a cambiar la imagen de América Latina en el mundo actual”.

De esa manera, añade el texto, serán un ejemplo de concordia y colaboración regional.