Lima. El escritor peruano Mario Vargas Llosa destacó que la izquierda salvó la democracia en el Perú al apoyar la candidatura de Pedro Pablo Kuczynski a la Presidencia, a pesar de las diferencias ideológicas.

En su columna habitual “Piedra de toque”, que publica en diversos medios de comunicación del mundo, y que en esta ocasión tituló “El Perú ha salvo”, Vargas Llosa recuerda que al salvar la democracia, la izquierda contribuyó a asegurar la continuación de una política que trajo al país un notable progreso económico y el fortalecimiento gradual de las instituciones.

Según dijo, el apoyo de Mendoza a Kuczynski fue el “hecho decisivo” que rectificó la tendencia a favor de Keiko Fujimori días antes  de la elección, y que aseguró el triunfo del líder de Peruanos por el Kambio.

“Hay que decirlo de manera inequívoca: la izquierda, actuando de esta manera responsable —algo con escasos precedentes en la historia reciente del Perú—, salvó la democracia y ha asegurado la continuación de una política que, desde la caída de la dictadura en el año 2000, ha traído al país un notable progreso económico y el fortalecimiento gradual de las instituciones y costumbres democráticas”, manifestó.

Asimismo, añade que la ajustada victoria de Kuczynski en las elecciones salvó al Perú de la catástrofe que significaría el retorno al
poder de la “mafia fujimorista”.

El autor de Conversación en la catedral expresó también su esperanza de que la derrota del fujimorismo inicie un proceso de descomposición que culmine en su desaparición al igual como ocurrió con otros grupos similares.

“No se trata de un partido que tenga ideas, ni programas, solo unas credenciales golpistas y delictuosas, es decir, la negación misma del Perú”, manifestó.

Por el contrario, consideró que la victoria de Kuczynski trasciende las fronteras peruanas y se inscribe en el contexto latinoamericano como “un nuevo paso contra el populismo y de regeneración de la democracia”.