El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, rompió el viernes una semana de silencio absoluto que mantenía desde que volvió de su tratamiento contra el cáncer en Cuba con una llamada telefónica a la televisión estatal en la que cantó y comentó temas de la actualidad política del país sudamericano.

El mandatario se refirió a un motín en una cárcel en el corazón de Caracas y habló además del crecimiento económico de 5,6% que registró Venezuela en el primer trimestre.

"Gracias a Dios y al diálogo, casi mil reclusos han salido de La Planta", sostuvo el mandatario, quien inició el diálogo animado y cantó desde el hilo telefónico con un grupo de música folclórica.

Más temprano en el día, uno de sus aliados aseguró que el militar retirado de 57 años sigue al mando del Gobierno y vigila de cerca los problemas del país.

Chávez, usualmente locuaz y de presencia frecuente en la vida cotidiana de los venezolanos, ha ido espaciando sus apariciones públicas este año, lo que ha desatado especulaciones de que su salud se ha deteriorado a tal punto de que podría complicar su participación en los comicios de octubre.

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), insiste en que Chávez se recupera favorablemente, mientras niega hasta el hartazgo que esté buscando otro candidato.

Chávez ha sido visto en vivo dos veces desde mediados de abril. Estas apariciones incluyen una intervención de un cuarto de hora el pasado viernes cuando retornó de Cuba tras terminar sus sesiones de radioterapia.

En esa oportunidad, aseguró que espera volver a la vida pública "progresivamente".

Cuidado médicos. Desde su llegada, Chávez ha permanecido lejos de la mirada pública, presumiblemente bajo estrictos cuidados médicos.

Una fuente cercana a su equipo médico dijo a Reuters que Chávez tiene una dolencia en una pierna, producto de la enfermedad, lo que dificulta sus apariciones públicas.

Incluso ha disminuido sus apariciones en Twitter, red social en la que su cuenta tiene unos tres millones de seguidores.

Versiones oficiales aseguran que pronto lanzará su campaña para los comicios, en los que se medirá con el candidato unitario de la oposición, Henrique Capriles.

Chávez se declaró curado del cáncer el año pasado, pero meses más tarde anunció que tenía una recurrencia de la enfermedad, lo que aumentó el escepticismo de los venezolanos sobre la condición del mandatario, especialmente debido a la serie de rumores y versiones que circulan sobre su salud.

La salud del militar retirado se maneja como un secreto de Estado y lo único que oficialmente se ha informado es que se sometió a tres operaciones y le han sido removidos dos tumores malignos en el área pélvica.