Caracas. Los venezolanos debatían este sábado cuándo y en qué estado regresará el presidente Hugo Chávez de Cuba, donde se recupera de una operación de cáncer que ha sembrado de incertidumbre y tensión el futuro político de la nación petrolera.

Tras pasar casi un mes en La Habana, Chávez confirmó finalmente este jueves que le extirparon un tumor con células cancerosas, aunque insistió en que está capacitado para gobernar desde la isla y se recuperará a tiempo para buscar la reelección en 2012.

Sin embargo, en la calle las opiniones están divididas y muchos creen que aunque el mandatario mejore ya no podrá mantener el vertiginoso ritmo de maratónicos discursos y apariciones públicas que han caracterizado su forma de gobernar desde que llegó al poder en 1999.

"Yo creo que ya no va a ser el mismo. Un cáncer es una enfermedad muy seria y lo vi muy mal, muy flaco, pálido. Ya no va a ser el Chávez de siempre", dijo Yiletsi Velasco, un ama de casa de 53 años, mientras hacia la compra en un mercado popular en las afueras de Caracas.

Por su parte, la oposición volvió a exigir este sábado que Chávez debe delegar sus funciones en el vicepresidente, tal como establece la Constitucion en casos de ausencia temporal del primer mandatario, alegando que que su prolongada estadía en Cuba supone un riesgo para la seguridad nacional.

"Es evidente que (Chávez) no está en capacidad de ejercer en forma plena el poder (...). La seguridad del Estado no puede ser manejado fuera del territorio nacional", dijo este sábado Roberto Enriquez, presidente del opositor partido democristiano Copei, en conferencia de prensa.

Pero el gobierno, que ha cerrado filas en torno al líder de la "revolución socialista", insiste en que el mandatario, de 56 años, sigue al frente del país y que retornará a Caracas antes de que se cumpla el plazo legal de 180 días que establece la carta magna para las ausencias presidenciales.

"Los soldados de la patria que son la sangre, la savia y el alma del pueblo queremos expresarle nuestro sentimiento más profundo de lealtad al comandante en jefe y al gobierno revolucionario", dijo el ministro de Defensa, Carlos Mata Figueroa, en un acto de ascensos militares que debería haber sido presidido por el mandatario.

Adelante comandante. El sorpresivo anuncio del mandatario ha pillado desprevenido a un país acostumbrado a ver al militar retirado en el epicentro de la intensa batalla política venezolana, que vivirá el año que viene un episodio clave con las elecciones presidenciales.

Bajo el lema "Adelante Comandante", simpatizantes del oficialismo han organizado marchas, concentraciones y hasta misas para rezar por la pronta recuperación del presidente, quien sigue siendo el político más popular del país sudamericano.

"Chávez va a volver y más pronto de lo que algunos se creen. Yo veo a muchos haciendo cuentas, pero ya verás que Chávez vuelve, ni el cáncer lo tumba. Va a volver fuerte", dijo Wilmer Rojas, un joven que se gana la vida vendiendo periódicos en una de las atestadas autopistas capitalinas.

El mandatario, cuya ausencia es la más dilatada por un problema de salud, ha recibido muestras de apoyo y solidaridad por parte de los gobiernos de la región, incluido Estados Unidos, pese a los roces ideológicos.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo este sábado que su amigo y aliado Chávez es un "guerrero" y vencerá esa "batalla" que libra por la vida.

"Me ha dicho que no es el peor escenario tampoco el mejor, pero se halla muy optimista", señaló el mandatario en su alocución sabatina.

La eventual necesidad de tener que reemplazar a Chávez temporalmente por razones de salud comienza a evidenciar las distintas pujas de intereses entre integrantes del gobierno, el partido oficialista y parte de las Fuerzas Armadas, dijeron fuentes vinculadas al Estado.

La salud del mandatario socialista, quien apareció delgado y moderado en un inusual discurso leído de 14 minutos en televisión, impulsó en la víspera la deuda venezolana al alza por las especulaciones de un eventual cambio de liderazgo.

Una fuente cercana al equipo médico que sigue la evolución de Chávez dijo a Reuters que su condición es delicada y que requeriría meses de agresivo tratamiento, aunque el mandatario podría ingresar en los próximos días a un ala del Hospital Militar de Caracas especialmente acondicionada.

El gobierno no ha dado detalles sobre el tipo de cáncer, la evolución y el tratamiento al que se someterá Chávez, quien este viernes se mostró positivo en una entrevista con la televisión cubana asegurando que "estos días han sido de recuperación (...) estamos muy optimistas que vamos a salir de esto".

El gobernante venezolano afirmó que lo sorprendió el diagnóstico de su dolencia.

"Esta enfermedad nadie se la esperaba", aseguró. "Si no fuera por Fidel (Castro), quien sabe en qué laberinto estaría yo ahora", expresó el presidente socialista, que agradeció al líder cubano por alertarlo sobre su salud.