La Paz. Venezuela acusó este miércoles al saliente presidente colombiano, Alvaro Uribe, de alentar un conflicto para "dinamitar" un futuro acercamiento entre Caracas y Bogotá que permita restablecer las rotas relaciones diplomáticas.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, hizo la denuncia al concluir en la ciudad boliviana de Cochabamba una gira relámpago por seis países sudamericanos, en vísperas de una reunión de emergencia de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que analizará el conflicto colombo-venezolano.

"El gobierno colombiano lo que ha montado a última hora es un show político y mediático para agredir al gobierno bolivariano de Venezuela y para dinamitar las posibilidades de que con el nuevo gobierno (colombiano) se abran caminos de diálogo, de trabajo conjunto, de superación de problemas", dijo.

Sus declaraciones fueron en referencia a las posibilidades de un acercamiento entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el nuevo mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, quien sucederá a Uribe a partir del 7 de agosto.

Las denuncias colombianas de una presunta protección venezolana a grupos irregulares, que dispararon la actual crisis, forman parte de "una carrera enloquecida del presidente saliente Uribe por dinamitar, por destruir cualquier vínculo (con Venezuela), y eso es lo que explica este show", agregó.

El canciller, quien hizo la declaración en compañía del presidente boliviano Evo Morales, dijo que esta percepción del conflicto motivó a Venezuela a preparar, para la reunión de la Unasur del jueves en Ecuador, una propuesta encaminada a poner fin a décadas de guerra interna en Colombia.

El gobierno de Uribe consideró esa propuesta una intromisión en los asuntos internos de su país, que ha combatido por décadas a la guerrilla y el narcotráfico, y más bien propuso que los rebeldes que se refugian en Venezuela se entreguen a las autoridades judiciales.

"Si allá en Venezuela tienen un plan de paz, pues aquí lo hay, si quieren ayudar a que se supere el problema guerrillero, que entonces le digan a la guerrilla que está allá que se desmovilicen, que los fiscales de Colombia van por ellos y los traen aquí", respondió Uribe la noche del martes.

El presidente Morales, quien dio "por supuesto" su respaldo al gobierno de Chávez, dijo que planteó formalmente al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que convoque para después del 7 de agosto a una cumbre presidencial de emergencia de la Unasur, con el único objeto de discutir la situación entre Colombia y Venezuela.