Caracas. Después de una serie de especulaciones, el canal de televisión venezolano Globovisión, confirmó la salida de Alberto Federico Ravell de la dirección general, en el que permaneció 14 años.

Sin embargo Ravell es accionista de la empresa con Nelson Mezerhane y Guillermo Zuloaga.

Estos últimos han sido acusados por el Ministerio Público. Mientras Mezerhane, propietario del Banco Federal, cuya solidez ha sido puesta por el presidente Hugo Chávez; a Guillermo Zuloaga se lo acusa de acaparamiento de vehículos, señaló El Universal.

A mediados de la semana habían surgido versiones respecto a un cambio de accionistas de la empresa, lo que fue desmentido en una declaración que afirmó que Globovisión “ni se compra ni se vende”.

A través de un comunicado, la televisora informó que “Ravell, hombre incuestionable de la comunicación social, defensor de la libertad de expresión y la democracia en nuestro país, se separa de su cargo de director general, pero continúa, como ha sido hasta ahora, como accionista de este canal de información”.

Por su parte, en Twitter, Ravell comunicó que "a partir de este instante dejo de ser director de Globovisión. Me pidieron la renuncia. No renuncié. Seguimos en contacto".

El ejecutivo afirmó que continuará trabajando por "la unidad de la oposición" y luego agregó que Twitter que "no tengo precio, hoy yo lo comprobé, trabajaré por la unidad de la oposición".

Sin embargo, por esa misma vía descartó se presente como candidato a la Asamblea Nacional.