Caracas. La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó este martes una reforma legal que impide a los diputados votar contra el partido que los postuló, con penas de suspensión o inhabilitación para quienes desacaten la norma.

Seguidores del presidente Hugo Chávez afirman que la reforma parcial de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones impide el fraude a los electores, pero críticos aseguran que contradice la libertad de conciencia.

La ley prohíbe "hacer causa común con contenidos y posiciones políticas contrarias a la oferta del programa de gestión consignado ante el CNE y presentada a los electores y electoras durante la campaña electoral, o separarse del Grupo Parlamentario de Opinión perteneciente a la organización política o social que lo postuló".

El texto aún debe ser refrendado por el presidente y publicado en Gaceta Oficial.

Dentro del parlamento sólo un puñado de diputados opositores rechazó la ley calificándola como una "camisa de fuerza". Se trata de un grupo electo 5 años atrás en una contienda en la que los adversarios de Chávez no participaron.

Pero la presidenta de la Asamblea, Cilia Flores, recriminó su "salto de talanquera", como se conoce popularmente el cambio de bando en el país petrolero.

"Con esta ley les tumbamos sus intenciones de que otros hagan lo que ustedes hicieron", dijo durante el debate aludiendo al legislativo que asume el 5 de enero.

Aunque en el nuevo cuerpo hay 98 diputados oficialistas, 2 del disidente partido Patria Para Todos (PPT) y 65 electos por la plataforma opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), el legislativo actual habilitó a Chávez para legislar por decreto durante el próximo año y medio.

El mandatario no podría recibir poderes legislativos o aprobar las leyes de mayor alcance con esa correlación, sino sólo aprobar las leyes ordinarias.

Mientras tanto, la Asamblea oficialista realizará sesiones especiales hasta el 4 de enero con el ritmo acelerado que mantiene desde principios de mes para sentar las bases del proyecto socialista de Chávez.

Además de la habilitación del presidente, este mes los legisladores crearon el llamado Estado Comunal orientado a la búsqueda del socialismo, instituyeron controles sobre medios electrónicos y ampliaron las competencias del Ejecutivo en la banca.