Caracas. La oposición venezolana denunció el domingo que un supuesto grupo de simpatizantes del presidente Hugo Chávez intentó dispersar con disparos una caminata de apoyo al candidato Henrique Capriles en un barrio pobre de Caracas.

Aliados de Capriles dijeron que los atacantes hirieron a dos personas y robaron una cámara de televisión al equipo del canal opositor Globovisión que cubría el acto, un incidente que avivó el temor a un rebrote de la violencia política en la polarizada nación petrolera de cara a las presidenciales de octubre.
"Unos mandados del Partido Socialista Unido (Psuv) a tiros pretendieron evitar la visita a Cotiza (un barrio en el centro de Caracas) el pueblo igualito salió a recibirnos!", dijo el joven gobernador del estado Miranda, quien se medirá el 7 de octubre frente a Chávez.

"Había bandas armadas completamente identificadas. Dispararon muchísimas veces(...) Fueron plenamente identificados como de la municipalidad de Libertador", dijo a Reuters Armando Briquet, jefe de campaña de Capriles, refiriéndose a personas que usaban ropa alegórica a la alcaldía caraqueña, dirigida por un cercano aliado del mandatario.

La carrera electoral, donde Chávez buscará un nuevo mandato de seis años para agregarlos a los 13 que ya tiene en el poder, tomó un nuevo giro el domingo cuando se hizo público que el presidente sufre la recurrencia del cáncer que pensó había vencido el año pasado y que deberá recibir radioterapia.

No obstante, el militar se mostró optimista y dispuesto a ofrecer una dura campaña por la reelección.

Un torrente de descalificaciones se han descargado hacia Capriles desde que ganó este año unas elecciones primarias que lo convirtieron en el candidato único de la oposición.

"¿No dicen los del Gobierno central que somos 3 gatos? ¿Cuál es el miedo entonces? !Sigan inventando que nosotros seguiremos caminando!", dijo Capriles a través de su cuenta en Twitter.