“Estamos pensando en un plan para resolver estructuralmente y dar respuesta habitacional a estas personas, a fin de que se mantenga su privacidad como núcleo familiar”, dijo el diputado Simón Escalona, diputado a la asamblea Nacional por el estado Vargas.

El parlamentario dijo que “hay una inmensa confianza en este proyecto y en que vale la pena tener un poco de paciencia”.

Según consignó AVN, la asignación de las viviedas podrían concretarse entre seis meses a un año, lo que permitiría que los damnificados no pasaran más tiempo del debido en los refugios.

Dijo además que la empresa de petróleo estatal Petróleos Venezuela (Pdvsa) concretó una transacción con el hotel Macuto, que servirá como espacio temporal para los afectados.