Caracas. El candidato presidencial único de la oposición venezolana, Henrique Capriles, mantendrá su activa campaña en la calle hacia las elecciones de octubre pese a que el Gobierno advirtió que descubrió un plan para atentar contra su vida, dijo el miércoles su jefe de comando.

En una revelación calificada como irresponsable por Capriles, el presidente Hugo Chávez aseguró el lunes que cuerpos policiales del Estado detectaron el plan y dijo que advirtieron al equipo de seguridad del candidato opositor y le ofrecieron protección.

El joven gobernador del estado Miranda de 39 años, quien enfrentará las aspiraciones de reelección de Chávez, reaccionó con escepticismo y dijo que no sabe si las declaraciones del mandatario son una "advertencia o una amenaza".

"No existe ningún cambio en lo que estamos haciendo y creo que eso es lo que ellos buscan, creo que buscan que suspendamos el casa por casa, el contacto directo (...) No lo vamos a hacer. Quieren que lo hagamos rodeados de cuerpos policiales, tampoco lo vamos a hacer", dijo Armando Briquet, jefe de campaña de Capriles, a una radio local.

"Nosotros no tenemos ningún cambio en nuestro planteamiento político, no tenemos razón para hacerlo, no hay información de ningún tipo que nos lleve a hacerlo", añadió.

Chávez aseguró que el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se había reunido con un equipo de Capriles para hablar del caso.

Al respecto, Briquet respondió que sostuvieron "conversaciones con distintos cuerpos de seguridad del Estado", pero acotó que no hablaron de un plan para asesinar a Capriles.

El político pidió al gobierno denunciar ante la Fiscalía el caso para que se investigue formalmente.

Capriles se ha dedicado a buscar votos recorriendo las más intrincadas zonas del interior del país petrolero sudamericano, incluso algunos sectores considerados bastiones del "chavismo".

Varios incidentes de violencia se han suscitado en algunas de sus visitas, desde altercados hasta una refriega en que resultó herido de bala el hijo del candidato opositor a la Alcaldía de Caracas.

En medio de estos incidentes y de un duro enfrentamiento verbal cotidiano entre el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y personajes de la oposición, analistas anticipan que la carrera electoral se desarrollará bajo un ambiente de creciente tensión.