El candidato de la oposición a la Presidencia venezolana, Henrique Capriles, acusó hoy al Gobierno del mandatario Hugo Chávez de haber "regalado" casi US$170.000 millones a otros países sin pensar en los problemas de Venezuela.

"Estamos hablando de alrededor de 730.000 millones de bolívares (US$169.767 millones) en regalos a otros países", puntualizó el aspirante de la oposición en un acto para presentar su propuesta para infraestructura y viviendas.

Capriles, un abogado y ex gobernador de 40 años, consideró que "regalar" los "recursos del petróleo" es "inaceptable" con "todos los problemas" por resolver que hay en Venezuela y aseguró que si gana las elecciones del 7 de octubre no regalará "ni una gota".

"En este país no se va a regalar en el futuro ni una gota de petróleo, aquí hay muchos problemas que resolver", agregó el líder opositor, quien prometió que, de llegar al poder, cumplirá 22.000 obras de infraestructura en sus primeros 100 días de gestión.

Según Capriles, Chávez, de 58 años, en el poder desde 1999 y candidato a su tercera reelección consecutiva, entrega "alrededor de US$7.000 millones (...) todos los años a otros países".

"Con esos US$7.000 millones que regala el gobierno a otros países, que no los invierte en la solución de los problemas de los venezolanos, fíjese todo lo que hubiésemos podido hacer: 440.000 viviendas ó 2.100 escuelas ó 500 hospitales", señaló Capriles.

Mencionó que "se le regalaron a Uruguay US$20 millones para un hospital", ambulancias a Bolivia, equipos para personas con discapacidad en Ecuador, "viviendas en otros países" y plantas eléctricas en Nicaragua por "US$223 millones".

Criticó, igualmente, que la producción petrolera "no ha aumentado", a pesar de que, según dijo, el Gobierno había ofrecido que para esta fecha debía alcanzar alrededor de "5 millones de barriles de petróleo".

"Estamos produciendo menos que en los años 70", agregó.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, señaló en agosto pasado a la prensa local que Venezuela produce alrededor de 3 millones de barriles diarios, de los cuales exporta 2,5 millones, principalmente a Estados Unidos y China.

Al aludir a algunas deficiencias, Capriles afirmó que "cuatro millones de venezolanos no reciben regularmente agua directa", que aproximadamente 700.000 jóvenes quedan fuera del sistema escolar por no tener escuelas y que el 70 % de las carreteras y 90 % de los puentes en el país se encuentran en mal estado.

Prometió, en ese contexto, que, de llegar al poder en caso de ganar las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, impulsará "más de 22.000 obras sociales que se empezaran a ejecutar en los primeros 100 días de gobierno".