El anuncio llega después de que el presidente saliente de Chile, Sebastián Piñera, pidió aclarar las circunstancias de la muerte de Gisella Rubilar.

El gobernador del estado venezolano de Mérida, el oficialista Alexis Ramírez, culpó a la "extrema derecha", vinculada a la oposición por el asesinato de una mujer chilena este 9 de marzo.

Ya son más de 20 las personas asesinadas en el marco de las protestas estudiantiles que duran varias semanas. "A la señora Gisela Rubilar, de 46 años, la emboscaron grupos de extrema derecha (...) fue asesinada, vilmente asesinada, de un tiro en el ojo", dijo el gobernador a la estatal "Venezolana de Televisión" (VTV).

Ramírez detalló que el incidente ocurrió cuando Rubilar junto con otros vecinos intentaban despejar una barricada, cuando recibió el disparo por parte de un grupo de encapuchados que rondaban la zona portando armas de fuego. Agregó que Rubilar "fue llevada inmediatamente al Hospital Universitario Los Andes y el día de ayer a eso de las 9:00 de la noche lamentablemente falleció".

El gobernador calificó a Rubilar como una dirigente "revolucionaria" con cuatro hijos que integraba el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fundado por el fallecido presidente Hugo Chávez, fallecido el año pasado a raíz de un cáncer.

Ramírez criticó la colocación de barricadas por parte de grupos opositores porque "no tiene sentido" como protesta política y lo que buscaría es generar una situación de caos que lleve a un golpe de Estado para derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

¿Quiénes son los asesinos de más de 20 personas en las calles de Venezuela? "Nosotros denunciamos ante el mundo esta situación de grupos de extrema derecha, bandas armadas, grupos terroristas, que están acá propiciando el caos, la desestabilización y el golpe de Estado y están básicamente buscando más muertos", denunció Ramírez, quien exigió a la oposición acatar la Constitución.

Las protestas se iniciaron en febrero y tras este asesinato han dejado un saldo de 21 muertos así como más de un millar de heridos y otros tantos detenidos, aunque muchos han sido puestos en libertad.

Ramírez explicó que ya la Fiscalía y los cuerpos policiales iniciaron una investigación para dar con los responsables por la muerte de Rubilar, que prometió que no quedará impune.