Caracas. Venezuela denunció declaraciones del Alto Comisionado del Reino Unido en la República Cooperativa de Guyana, Gregory Quinn, quien este viernes se pronunció sobre el diferendo territorial histórico entre Venezuela y Guyana, intensificado en los últimos días debido a la explotación de hidrocarburos por la transnacional Exxon Mobil en aguas territoriales en disputa.

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Venezuela consideró "intrusas y violatorias del Derecho Internacional" las declaraciones de Quinn, quien instó a violar el marco normativo del Acuerdo de Ginebra firmado en 1966.

El pasado jueves, Venezuela saludó declaraciones del canciller guyanés, Carl Greenidge, en las que anunciaba la decisión de acogerse al Acuerdo de Ginebra, que establece la conformación de una comisión mixta para resolver la controversia sobre diferendo territorial.

En el comunicado de este viernes, la Cancillería consideró las declaraciones de Quinn una intromisión "en asuntos que son de total exclusividad e incumbencia de dos países soberanos", que formaría parte de "un plan perturbador de las relaciones entre Venezuela y Guyana".

"Estas declaraciones forman parte de una campaña de mentiras e intrigas en la cual participan la empresa Exxon Mobil y los medios de comunicación internacionales", afirma el comunicado, donde se denuncia como objetivo de esta campaña "propiciar un conflicto entre dos países hermanos".

El pasado martes, Venezuela consideró una "peligrosa provocación" las declaraciones del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Guyana, quien afirmó que no se quedarían "de brazos cruzados" ante una incursión ilegal en su país.

Este viernes, en horas de la mañana, el presidente del Parlatino, Ángel Rodríguez, afirmó que las operaciones de Exxon Mobil, iniciadas el pasado 6 de marzo, buscan imponer una agenda bélica en Suramérica.

El diputado consideró que "con la inestabilidad actual del mercado internacional de hidrocarburos", no está asegurada la rentabilidad de las operaciones iniciadas por la transnacional. El objetivo de estas sería "crear las condiciones para una guerra", que favorecería una invasión militar norteamericana.

"El antiguo imperio británico explotó al pueblo de Guyana y despojó a Venezuela de su territorio mediante componendas coloniales fraudulentas y pretende, a través de las declaraciones impertinentes e intrusas del Alto Comisionado Británico en la República Cooperativa de Guyana, revivir viejos apetitos y ambiciones imperiales", denunció el comunicado.