Caracas. Venezuela aguardaba el sábado atenta a las torrenciales lluvias las cruciales elecciones legislativas del domingo, en las que la oposición pondrá a prueba el respaldo a la "revolución socialista" del presidente Hugo Chávez.

El proceso electoral, el número 13 desde que el líder bolivariano llegó al poder en 1999, fue precedido por una fuerte tormenta eléctrica generada por el paso de la depresión tropical Matthew , que causó la muerte de ocho personas en la capital venezolana.

El vicepresidente, Elías Jaua, informó que el gobierno está desplegado en todo el país para actuar ante esta nueva "emboscada de la naturaleza" y que el mandatario está al frente a la mesa situacional para controlar la situación.

"Lo más importante no es eso (la votación), lo más importante es garantizar la estabilidad de las familias y la solución de los problemas", explicó Jaua sobre el temporal, que obligó a la evacuación de decenas de familias amenazadas por el desborde de quebradas y ríos.

Más de 17 millones de venezolanos están convocados el domingo para elegir a los 165 diputados de la Asamblea Nacional, en la que se espera que el "chavismo" gane la mayoría para el período 2011-2015.

Por su parte, la oposición, sin representantes en la cámara desde que en 2005 se retiró de los anteriores comicios alegando falta de garantías electorales, aspira a alcanzar un tercio de los escaños para frenar la agenda de radicales reformas políticas y económicas que impulsa el presidente.

Analistas creen que el factor climático podría perjudicar al oficialismo, ya que muchos de sus votantes viven en zonas apartadas con precarias vías de comunicación, lo que les complica el transporte a los centros electorales.

En 1999, fuertes precipitaciones causaron grandes deslaves en la costa caribeña venezolana arrasando el estado Vargas y causando la muerte de miles de personas cuando el país se disponía a votar en referendum la nueva Constitución impulsada por Chávez cuando llegó al poder.

Cuba, pendiente. En Cuba también están pendientes del proceso electoral.

El líder cubano Fidel Castro, el más cercano aliado de Chávez en la región, animó este sábado a los venezolanos a acudir masivamente a las urnas, pese a las adversas condiciones climáticas que están azotando a la nación sudamericana.

"Si yo fuera venezolano, aún bajo rayos y centellas, lucharía hasta lo imposible para convertir el 26 de septiembre en una gran victoria", dijo Castro en una columna publicada en el sitio web Cubadebate (www.cubadebate.cu).

Castro, de 84 años, dijo que se enfrentaría a las lluvias para no permitir al "imperio estadounidense", su principal enemigo político, sacar el provecho de las parlamentarias.

"Estas elecciones tienen una importancia enorme y el imperio (Estados Unidos) lo sabe: quiere restarle fuerza a la Revolución, (...) no dejaría de ir a votar como un deber sagrado", dijo.

Por su parte, la conocida opositora cubana Yoani Sánchez confirmó el interés con el que se sigue en la isla la elección en Venezuela, país clave para la economía cubana.

"Se nota nerviosismo en el gobierno de Cuba, perder el cordón umbilical con Caracas le hace temer crisis peor que a la caída de la URSS", dijo en un mensaje de su cuenta de microblogging Twitter @yoanisanchez.

El sábado, los estados más afectados fueron los ubicados en la zona nororiental y occidente del país y norte, según el Instituto Nacional de Metereología e Hidrología (Inameh).

Termómetro del 2012. Más allá de los puestos que logre cada bloque, los comicios serán un importante termómetro para medir el apoyo a Chávez de cara a las presidenciales del 2012, cuando el mandatario buscará su tercera reelección.

Según sondeos, la popularidad de Chávez ha caído a mínimos de cinco años presionada por una crisis económica, apagones de electricidad, la criminalidad y el elevado costo de la vida; aunque también muestran que el presidente sigue siendo el político con más respaldo en el país petrolero.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, dijo que la votación comenzará a las 6.00 hora local (1030 GMT) y terminará a las 18.00 hora local, aunque podría ampliarse si hay electores esperando para sufragar.

Diarios locales publicaron el sábado que ya fueron instaladas las 36.563 mesas de votación en los 12.463 centros electorales, a pesar de las lluvias y las fallas de electricidad en algunos estados del país.

El ministro de Energía Eléctrica del país petrolero, Alí Rodríguez, señaló en una conferencia de prensa que garantizarán el servicio eléctrico durante el proceso comicial.

Venezuela se sumió en una crisis eléctrica a finales del 2009 tras una prolongada sequía que afectó el embalse El Guri, del que depende la mayor parte de la generación eléctrica de Venezuela. La época de lluvias ha recuperado los embalses, aunque las fallas eléctricas persisten en varias zonas.