Caracas. Como “un intento de acallar y silenciar a todos los que tengan ideas distintas al régimen y las exprese ante el Presidente de la República”, definió el ex gobernador de Caracas y ex embajador de Venezuela ante la ONU, Diego Arria, la reciente toma de su hacienda “La Carolina” ubicada en el estado de Yaracuy.

Arria puntualizó que no negociará. “Conmigo no cuenten para ningún método Chaz ni (algo) parecido”.

El ex diplomático explicó que su hacienda tiene 100 hectáreas y que los propios funcionarios del Instituto Nacional de Tierras (Inti) han reconocido que está produciendo, dijo El Tiempo.

Al respecto, señaló que los representantes del Inti dice “estar cumpliendo órdenes superiores, así que es directamente al presidente (Hugo) Chávez a quien le pido explicaciones”.