Caracas. Fedecámaras negó que exista una “conspiración económica” de parte del sector privado venezolano como lo ha señalado el gobierno de Hugo Chávez, tras el rebote inflacionario de abril.

El presidente de la entidad, Noel Álvarez, dijo que llamó al ejecutivo “a cambiar su rumbo en política económica” y no evadir su responsabilidad.

Enfatizó que “no existe ninguna conspiración. Han querido correr la arruga para no admitir las verdaderas causas del alto costo de la vida”. Y alertó que el gobierno atenta contra el aparato productivo generando escasez y el alza de precios, dijo El Tiempo de Venezuela.

Álvarez pidió a la administración de Chávez dejar de “culpar a los empresarios y amenazar con nuevas expropiaciones”, pues el sector privado es un aliado para el desarrollo.

Amenazas. Por otra parte, el presidente de Fedecámaras denunció que en la mañana de este martes una persona que dijo formar parte de los organismos del Estado, amenazó con secuestrar a su familia y le advirtió que su rutina y teléfonos “estaban controlados”.

Frente a ello puntualizó que “si se trata de un amedrentamiento: nunca me callaré”.

Informó que formalizará la denuncia, y que sus hijos “ya están en un lugar seguro” en el país.