Caracas, EFE. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, felicitó este lunes a Paraguay y saludó al ganador de las elecciones presidenciales del domingo, el colorado Horacio Cartes, afirmando que toma nota de los resultados emanados de las autoridades electorales.

En un comunicado la cancillería venezolana señala que Maduro, "en nombre del pueblo venezolano, felicita al hermano pueblo paraguayo por su participación en el proceso electoral ocurrido este domingo 21 de abril, toma nota de los resultados emitidos por las autoridades electorales y extiende un saludo al presidente electo Horacio Cartes".

"Venezuela hace votos por que Paraguay retome la senda de la democracia y la justicia social como reivindicación de la heroica historia de resistencia del pueblo Guaraní que siempre le ha caracterizado", afirmó.

Venezuela y Paraguay retiraron a sus respectivos embajadores en junio pasado, después de la destitución del entonces presidente paraguayo Fernando Lugo y posteriores acusaciones de injerencia del nuevo gobierno de Asunción, encabezado por Federico Franco, en contra del entonces canciller venezolano, Nicolás Maduro.

La llegada al poder de Franco no fue reconocida por Caracas ni por otros organismos regionales como Mercosur, en donde Paraguay fue suspendido y Venezuela ingresó tras la salida de Lugo.

El resto del personal diplomático venezolano se retiró de Asunción después de que el 4 de julio fueran declaradas personas "non gratas" en Paraguay Maduro y el embajador José Arrúe.

Venezuela, por su parte, revocó las visas y credenciales diplomáticas al resto del personal paraguayo en octubre.

En los últimos meses el cruce de descalificaciones entre los dos países ha sido constante. Franco indicó a principios de abril que la muerte de Chávez, el pasado 5 de marzo, fue un "milagro".

"No es la última escoria humana y política, Franco, presidente del Paraguay, el que va a poder ofender o agredir la memoria de ese gigante histórico que es el comandante Hugo Chávez", subrayó el canciller venezolano, Elías Jaua, en respuesta.

Cartes venció a su rival del gobernante Partido Liberal, Efraín Alegre, y recuperó el poder que el Partido Colorado había perdido en el último mandato.