Henrique Capriles, el gobernador del estado de Miranda, una de las zonas más afectadas por las lluvias en Venezuela, acusó al presidente Hugo Chávez de “llamar a la anarquía”, luego de que ordenara a los daminificados ocupar los hoteles turísticos como refugio.

"Mientras ustedes están aquí nadando en agua piche (mala) y sucia, ahí al lado, hay tremendos edificios y hoteles, donde no hay nada, ni un charquito de agua, y además está la mayoría desocupado. Vamos a tomar (esos) edificios y hoteles", dijo Chávez, según consignó Infobae.

Frente a las declaraciones, Capriles respondió que "pensábamos que esta visita (de Chávez) significaría alimentos, agua y medicinas, pero vino a dar declaraciones que hacen un llamado a la anarquía".

Cuando la cifra de muertos ya llegó a 34 y los damnificados a 90.000 producto de las intensas precipitaciones que afectan a Venezuela, el gobernador de la zona criticó además que "después de 15 días de lluvias", Chávez llegara a la zona afectada sin coordinar con las autoridades locales "una mesa de trabajo".