Caracas. Legisladores venezolanos aprobaron este miércoles una medida que impedirá a los dueños de bancos controlar participaciones importantes en empresas de medios de comunicación, una decisión que es criticada porque apuntaría a debilitar a poderosos grupos empresariales que se oponen al presidente Hugo Chávez.

 

Con la aprobación del proyecto de ley en la Asamblea Nacional, la nueva normativa entrará en vigor tan pronto como la firme  el mandatario.

 

El gobierno de Chávez pidió la medida tras acusar a Nelson Mezerhane, empresario bancario y accionista de la estación de televisión de oposición Globovisión, de usar su influencia en los medios para atraer clientes bancarios y robar sus depósitos.