Caracas. Venezuela rechazó este viernes las acusaciones de Colombia sobre la presencia de líderes guerrilleros en su territorio, por lo cual llamó a consultas a su embajador en Bogotá y mandó una nota de protesta, en una nueva escalada de las tensas relaciones bilaterales.

El Gobierno del presidente socialista Hugo Chávez consideró las denuncias como un "intento desesperado" por minar la normalización de los congelados lazos entre los países andinos vecinos.

Bogotá mostró el jueves videos e informaciones para probar que varios jefes de las guerrillas izquierdistas FARC y el ELN se encuentran en Venezuela. Su ministro de Defensa, Gabriel Silva, enfatizó que "la permanente tolerancia" de esa presencia representa una amenaza a la seguridad nacional de Colombia.

Pero la Cancillería de Venezuela rechazó la denuncia y dijo que era una "nueva arremetida del presidente saliente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, en su afán por llevar a término la labor de destrucción de las relaciones colombo venezolanas que ha emprendido con enfermiza obsesión en los últimos años".

El canciller, Nicolás Maduro, dijo luego a la prensa que le entregó a la embajadora de Colombia en Caracas, María Luisa Chiappe, una nota de protesta "rechazando las mentiras, los falsos positivos y la olla podrida que ha montado el Gobierno del presidente Uribe".

El diplomático agregó que Caracas llamó a consulta a su embajador en Bogotá, Gustavo Márquez, para que se incorpore a la evaluación de medidas políticas y diplomáticas que Chávez irá tomando en las próximas horas para garantizar que el rechazo a la agresión "sea sometida a su justo lugar".

Las acusaciones de Colombia se dieron cuando el presidente electo, Juan Manuel Santos, está a pocos días de tomar posesión el 7 de agosto, en un acto al que fue invitado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El gobernante venezolano felicitó a Santos por su triunfo, aunque le ha dedicado duras palabras en el pasado, pero advirtió que estaría atento a las acciones de su Gobierno en el marco de las tensas relaciones.

Bogotá dice que en Venezuela se encuentran los jefes rebeldes alias "Iván Márquez"; Rodrigo Granda, alias "Ricardo"; Timoleón Jiménez, alias "Timochenko"; y Germán Briceño, alias "Grannobles", de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo guerrillero de ese país y considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea .

Además de Carlos Marín Guarín del Ejército de Liberación Nacional (ELN).