Venezuela llamó a consulta a su encargado de negocios en Estados Unidos, Maximilian Arveláez, así lo anunció la canciller de la República, Delcy Rodríguez, luego de que se conociera un decreto firmado por el presidente Barack Obama, que sanciona a funcionarios venezolanos señalados de violar los Derechos Humanos.

Este lunes el presidente de los Estados Unidos, anunció a través de un decreto que además de las sanciones, y declaró a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional y expresó su preocupación por el tratamiento que da el gobierno en Caracas a sus opositores.

Antonio Benavides Torres, Gustavo González López, Justo Noguera Pietri, Katherine Haringhton Padrón, Manuel Pérez Urdaneta, Manuel Gregorio Bernal Martínez, Miguel Alcides Vivas Landino, son los nombres de los funcionarios venezolanos, según detalló EFE.

Emergencia. Este lunes el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, pidió declarar "emergencia nacional" por las sanciones impuestas por el gobierno del presidente Barack Obama a funcionarios venezolanos señalados de violar los Derechos Humanos.

"Están planificando ataques militares en contra de Venezuela, estas resoluciones son para atacar a los pueblos", advirtió Cabello durante un encuentro con el Partido Socialista Unido de Venezuela desde el estado Lara. 

El dirigente chavista dijo que estas sanciones -en contra de siete funcionarios venezolanos- son solo una intención de poner "las garras extranjeras" en el petróleo venezolano y que han decido atacar directamente (el gobierno de EE.UU.) porque la oposición "no ha ganado elecciones".

"Este plan tiene una fecha, y la orden es salir del gobierno bolivariano entre el 4 al 11 abril, antes de la Cumbre de las Américas (...) Si ellos están dispuestos a darnos un golpe, nosotros estamos dispuestos a defender el amor a nuestra patria", añadió Cabello mientras daba lectura al documento firmado por Obama.

El primer vicepresidente del PSUV pidió a los simpatizantes de la tolda roja, al Gran Polo Patriótico, a los gobernadores y alcaldes del chavismo participar en actividades para rechazar la decisión del Washington.