La nueva ministra del despacho de la presidencia y seguimiento de gestión de gobierno, Carmen Meléndez, se convertirá en los ojos del Jefe de Estado, Hugo Chávez.

Desde esta nueva extensión a la oficina que ya existía, recibirá y articulará la información que llegue de todos los rincones del país y se la hará llegar al Presidente en tiempo real.

Además, entre sus funciones, también estará fiscalizar y hacer seguimiento a las obras, planes, proyectos y recursos en los que el sector público haya invertido. Para tal fin están entrenando a un grupo de profesionales recién graduados en diferentes áreas como ingeniería civil, eléctrica y derecho, para que se conviertan en fiscales.

La información recabada, la harán llegar a Meléndez y a su equipo de trabajo, para que la procesen y finalmente alcance al primer mandatario nacional. "No se le ocultará nada al Comandante si llevamos un buen seguimiento. Y si cometemos errores, lo vamos a solucionar", dice.

Por los momentos su sede está instalada dentro del Palacio de Miraflores y aspiran funcionar con la misma cantidad de funcionarios que han tenido tradicionalmente.

Meléndez tiene un postgrado en finanzas y ha estado al frente del Despacho de la Presidencia, de la Tesorería Nacional, ha sido directiva de Fonden y de administración del ministerio de la Defensa. Estuvo casada durante 23 años con el ex ministro de la Defensa, Orlando Maniglia.

No quieren engordar la ya más que robusta burocracia actual. Meléndez, que es militar activa y la primera mujer almirante del país, asegura que sus funciones no coliden con las de la Contraloría General de la República. "Nosotros haremos seguimiento, a cuanta obra, plan y proyecto tenga el Gobierno y si se hacen denuncias, se inspeccionará de inmediato", acota.

Utilizarán las redes sociales para la participación ciudadana. A través de las cuentas @chavezcandanga y @gestionperfecta esperan que lleguen las denuncias. En estos quince días de trabajo ya han recibido más de diez mil mensajes. Pero también utilizarán los canales institucionales. Desde el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) hasta la Dirección de Inteligencia Militar tendrán que rendir cuentas a este despacho que, además, se apoyará de manera importante en los insumos que le envía la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Prioridades. Aún están en proceso de formación, y las prioridades son internas, de articulación entre las instituciones. Pero ya han comenzado a desplegarse con el tema del servicio eléctrico y las protestas de los trabajadores de diques y astilleros de Puerto Cabello. Meléndez tiene un postgrado en finanzas y ha estado al frente del Despacho de la Presidencia, de la Tesorería Nacional, ha sido directiva de Fonden y de administración del ministerio de la Defensa. Estuvo casada durante 23 años con el ex ministro de la Defensa, Orlando Maniglia pero hace tres están separados.

Por eso se deslinda de cualquier señalamiento que pudiera haber sobre la gestión de su antigua pareja. Y aunque sabe que su papel es antipático, está dispuesta a correr el riesgo. "Quizás sea la persona más odiada, pero hay que cumplir".