Caracas. El diputado venezolano Darío Vivas ya lo había anunciado: el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se quedaría con once de las 15 presidencias y vicepresidencias de las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional. Eso estaba decidido incluso desde antes de instalar el nuevo período legislativo, y así se cumplió.

Al final de la tarde se conoció de manera extraoficial que la oposición tendrá las de Ciencia y Tecnología; Cultura y Recreación; Ambiente, Recursos naturales y Cambio climático y Familia.

El parlamentario Jesús Faría también lo había pronosticado: el oficialismo presidiría la mayoría de las comisiones y "las más importantes", a su juicio. Esto, pese a que los opositores aseguraron en varias oportunidades que "pelearían por al menos seis" de las comisiones.

A la salida de la reunión, poco antes de las cuatro de la tarde, el diputado opositor Alfonso Marquina, quien formó parte del grupo designado para debatir la distribución de las comisiones, informó que la Mesa de la Unidad (MUD) sólo se quedaría con cuatro presidencias de las comisiones y que aún se desconocía cuáles serían.

Aunque este debate estaba establecido para este martes, fuentes parlamentarias aseguraron que la discusión se retrasó y que estuvo a punto de suspenderse, en vista de que los diputados oficialistas no lograban ponerse de acuerdo sobre cuáles comisiones presidirían y atravesaban por una ola de discusiones.

La fuente indicó que "al parecer los diputados Diosdado Cabello y Freddy Bernal "se estaban peleando por algunas comisiones, entre ellas, la de Contraloría.

El recuento. El inicio de las sesiones ordinarias del período legislativo 2011-2016 de la nueva Asamblea Nacional no arrancó con "buen pie".

Los errores saltaron a la vista incluso desde antes de comenzar la sesión. A la llegada al Palacio Legislativo el diputado Alfonso Marquina tuvo un encuentro con el nuevo presidente de la AN, Fernando Soto Rojas, en el que discutieron en buen término, sobre la convocatoria a los diputados para la sesión de este martes.

El Reglamento de Interior y Debate del Parlamento establece que la convocatoria debe hacerse con 24 horas de anticipación. Sin embargo, la directiva citó a los diputados opositores a las 4 de la tarde del lunes, por lo que muchos de los parlamentarios principales que se encuentran fuera de Caracas no pudieron trasladarse.

Durante la discusión Marquina argumentó que debía dárseles entrada a los diputados suplentes por el retraso que hubo en la convocatoria, "en el que se violó el Reglamento" y Soto aceptó la entrada alegando que hubo "errores de arrancada".

Primeros acuerdos. Luego de que se discutiera y aprobara la designación de la nueva Procuradora General de la República, se inició un "candente" debate sobre la Ley de Universidades. Tanto los diputados de oposición, como los del oficialismo alzaron sus voces para defender sus ideas.

Culminada la discusión y tomando como base la declaración del Jefe de Estado en la que afirmó que decidió vetar la ley, "por muchos comentarios recibidos por parte de sectores revolucionarios y opositores, que dejan en evidencia que tiene debilidades políticas y técnicas", la AN aprobó unánimemente levantar la sanción a la Ley de Educación.

Una vez culminado este punto, el diputado Carlos Escarrá, propuso debatir sobre la "injerencia de la OEA" con respecto a la "legalidad" de la Ley Habilitante, lo que encendió nuevamente a los parlamentarios.

En esta discusión participaron Héctor Navarro, por la tolda Roja, y Leomagno Flores, Luis Acuña, Tomás Guanipa y William Dávila, por la tolda azul, entre otros.

Un fantasma "fuera de orden". La diputada del Psuv, Cilia Flores, ya no preside la Asamblea Nacional. Sin embargo, sus órdenes siguen dirigiendo al Parlamento.

Esa premisa quedó en evidencia en el acto de instalación del Parlamento, cuando la diputada prohibió al presidente Soto, que hablara con Alfonso Marquina.

Aunque ya no tiene el rol principal dentro del Parlamento, durante la sesión ordinaria de ayer Flores fue consultada por el primer vicepresidente de la AN, Aristóbulo Istúriz, quien se le acercó en varias oportunidades y luego de recibir la afirmación, subía a susurrarle a Fernando Soto la respuesta.

Su acostumbrado "fuera de orden" también apareció ayer en el Palacio, mientras el resto de los diputados debatía, Flores gritó para reclamar que el tema en discusión no era el que se debatía.