Caracas. En el contexto de crisis del sector eléctrico que vive Venezuela, no sólo se requiere nueva infraestructura y mantenimiento, sino que además remozar o formular enroques de los directivos altos y medios en las diferentes filiales de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

De acuerdo con una misiva, firmada por el ministro para la Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, fechada el 19 de marzo pasado, el funcionario solicita que "todo el personal de Dirección y Confianza de nuestras empresas ponga a disposición los cargos que ocupan actualmente, a fin de que sean ratificados en sus funciones o reorientados a otras áreas laborales".

La petición la formula el funcionario tras una evaluación integral realizada de los diferentes procesos medulares y de apoyo de todas las empresas del sector eléctrico, y de una revisión de las funciones, competencias y desempeño de los cuadros del personal que ocupa cargos de Dirección y Confianza del referido sector.

Para el ex viceministro de electricidad, Víctor Poleo, este no es el mejor momento para iniciar una reestructuración del capital humano, no suena ni oportuno ni coherente con la realidad actual del sector.

Considera que este es la segunda oportunidad que le entregan a Alí Rodríguez Araque la misión para descapitalizar el recurso humano en una industria tan importante.

"Antes fue Pdvsa y ahora Corpoelec", comentó.

Para Poleo, el sector eléctrico ha sido diezmado desde el punto de vista profesional desde 2006. A su juicio esta es la razón clave que responde en gran medida a la crisis que atraviesan las tres patas de la mesa: generación, transmisión y distribución. "Esto simplemente agrava la crisis y la incertidumbre", dijo.