Caracas. Venezuela postergó este miércoles una cumbre regional prevista para la próxima semana a causa de la enfermedad del presidente Hugo Chávez, decisión que revivió las dudas sobre su fortaleza para guiar el país poco después de la divulgación de imágenes dirigidas a acallar rumores.

La suspensión del evento del 5 y 6 de julio echó por tierra las expectativas de los aliados de Chávez que aseguraban que regresaría a tiempo de Cuba, donde convalece tras haber sido operado de urgencia el 10 de junio, para ser el anfitrión del encuentro.

La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) iba a ser realizada en la turística isla de Margarita y los mandatarios de Brasil, Chile, Colombia y Uruguay habían confirmado su presencia.

"El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Chávez Frías, se encuentra en medio de un proceso de recuperación y tratamiento médico sumamente estricto (...) por esta razón (el gobierno) ha tomado la decisión de postergar la realización de la Cumbre", dijo la cancillería.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores añadió que el encuentro se podría realizar durante el segundo semestre de este mismo año.

La postergación de la cita se conoció el mismo día en que Venezuela difundió un video de Chávez en Cuba hablando fluidamente con su aliado Fidel Castro, en imágenes que rompieron con semanas en las que escaseó la información sobre el militar retirado de 56 años y en las que abundaron las especulaciones sobre que podría padecer un cáncer.

El canciller de Brasil, Antonio Patriota, dijo previamente a periodistas, durante la reunión del bloque aduanero sudamericano Mercosur que se celebra en Paraguay, que se suspendió la cumbre "por recomendaciones médicas".

"Fue una recomendación médica. Tuvo la delicadeza de llamarnos (el canciller venezolano, Nicolás Maduro)", agregó. "Yo no tengo ninguna información", respondió al ser interrogado sobre si manejaba otro detalle sobre de la salud de Chávez.

Otros diplomáticos en Caracas y en Brasilia también habían adelantado minutos antes la suspensión de la cita, pero sin dar detalles ni razones.

La cumbre de la CELAC -organismo regional que excluye a Estados Unidos y Canadá y que es impulsado por Venezuela como alternativa a la OEA- se iba a desarrollar a la par con los festejos por los 200 años de la independencia venezolana.