Caracas. Venezuela espera recibir US$4.000 millones a través de un crédito que negocia con el gobierno ruso para adquirir equipos de combate y defensa militar, dijo este miércoles el presidente Hugo Chávez.

Desde el 2005, Chávez ha gastado casi US$5.000 millones en armamento ruso, incluyendo tanques, aviones de combate, helicópteros y armamento.

En 2009, el país sudamericano pactó la compra de unos US$2.000 millones en tanques y armamento rusos, en medio de una creciente cooperación comercial con ese país, lo que ha sido fuertemente criticado por la oposición, que considera que los recursos podrían haberse invertido en otros rubros.

"Estamos tramitando, y ya se aprobó a nivel político del gobierno ruso, un crédito por US$4.000 millones. Una buena parte viene para continuar equipándonos, levantando nuestra capacidad de combate, defensa", dijo en un contacto telefónico con miembros de su gabinete.

El presidente no detalló los bancos involucrados en la transacción ni la fecha en que se pactaría el préstamo.

Venezuela casi duplicó el endeudamiento permitido al Estado para este año por instrucciones de Chávez, quien desde el 2007 ha pactado multimillonarios préstamos y líneas de crédito con naciones como China y Brasil.

Venezuela casi duplicó el endeudamiento permitido al Estado para este año por instrucciones de Chávez, quien desde el 2007 ha pactado multimillonarios préstamos y líneas de crédito con naciones como China y Brasil, mientras la República y la estatal Pdvsa realizan frecuentes emisiones de bonos de deuda.

"Tenemos un banco ruso-venezolano, con sede en Moscú, otra en Caracas y en Pekín. Eso sólo pudimos hacerlo nosotros hoy porque somos libres, antes no podíamos, estábamos subordinados a los yanquis, a los Estados Unidos, al Fondo Monetario (FMI), al Banco Mundial y a toda esa arquitectura", dijo.

Chávez, quien dice liderar una revolución socialista en el país miembro de la OPEP, dijo además que repatriará a Venezuela las reservas de oro monetario que tiene resguardadas en bancos de Estados Unidos y Europa y que podría trasladar sus activos líquidos a países BRICS.

Las pobres relaciones diplomáticas entre Chávez y Estados Unidos condujeron en el 2006 a un embargo de armas sobre el país sudamericano, que lo ha forzado a buscar otros proveedores, entre ellos Brasil, China y Rusia.

Presionado por las declaraciones de Chávez, el oro volvió a subir este miércoles y el contrato al contado rondó los US$1.792.