Caracas, EFE. El rector opositor del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) Vicente Díaz dijo este lunes que no tiene dudas de la validez del resultado que arrojó el sistema de votación que dio ganador al oficialista Nicolás Maduro con menos de 300.000 votos de diferencia sobre su principal rival Henrique Capriles.

"Yo no tengo dudas en este momento del resultado que haya arrojado el sistema de votación porque efectivamente ha sido auditado, certificado, revisado, hubo presencia de los testigos", dijo Díaz al canal privado Globovisión.

Sin embargo, Díaz dijo estar trabajando para que el CNE apruebe hacer una auditoría del 100% de los comprobantes de votos depositados en las urnas "por la cercanía que hubo entre los candidatos" para garantizar a los participantes en la contienda "que no tienen ninguna razón para dudar de los resultados".

Maduro fue proclamado hoy ganador de las elecciones del pasado domingo con 7.563.747 votos (50,75% de los sufragios) frente a los 7.298.491 (48,97%) que obtuvo Capriles, según el último informe del CNE, resultados con los que el candidato opositor se mostró inconforme y pidió el conteo del 100% de los votos.

El rector, que hoy no estuvo en el acto de proclamación de Maduro en el CNE, dijo que no asistió al evento porque solicitó a la institución, a través de una comunicación, que se activara un mecanismo de auditoría del 100% de las cajas pero que el asunto no se llegó a discutir entre los miembros del poder electoral.

"No fue posible, razón por la cual yo opté por no participar en el acto hasta tanto el consejo no decida esto (auditoría) porque creo que es una cosa importante para darle tranquilidad a un sector del país que no está conforme con los resultados", apuntó Díaz.

Asimismo, hizo un llamado a que los candidatos que no están conformes con los resultados "hagan sus impugnaciones oficialmente", que presenten sus alegatos "de manera que oficialmente el consejo conozca de esto".

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, criticó la petición de la oposición para realizar el recuento de votos al indicar que se pretende volver a un "vulnerable escrutinio manual".