Una llamada telefónica fue la que permitió la captura de Daniel “El Loco” Barrera, uno de los grandes capos del narcotráfico en Colombia, que fue detenido en Venezuela la noche del martes mientras intentaba comunicarse desde una cabina telefónica de San Cristóbal.

Así lo explicó el ministro del Interior de Venezuela, Tareck el Aissami, quien agregó que Barrera está siendo trasladado “bajo estrictas medidas de seguridad” a Caracas, donde será interrogado por las autoridades del país.

Después de eso, el Gobierno decidirá si lo extradita a EE.UU. o a Colombia. De hecho, el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, expresó este miércoles confianza en que “El Loco Barrera” sea deportado o extraditado a su país.

“Lo que ha ocurrido típicamente con los narcotraficantes que han sido capturados es que el Gobierno de Venezuela los ha deportado, así que este sería un curso natural o una expectativa”, sostuvo Pinzón.

La extradición –dijo- es otra opción, ya que las “autoridades judiciales colombianas tienen seguramente suficiente acervo para poder solicitar en extradición a este criminal”, pues pasó veinte años ligado al negocio del narcotráfico y lideró violentas organizaciones criminales.

La “primera expectativa es que ocurra lo que ha sucedido en otros casos, de modo que este criminal termine aquí y respondiendo ante la Justicia colombiana como corresponde”, afirmó el ministro.

Respecto del procedimiento de captura, el ministro El Aissami explicó que las autoridades colombianas alertaron el 6 de agosto de la presencia del narcotraficante en el país y, desde ahí, el Gobierno venezolano inició “45 días de operaciones continuas”.

Además, rastreó 69 teléfonos públicos en esas entidades “puesto que era la vía con que este señor se comunicaba hacia Colombia (...) para dirigir sus operaciones delictivas”.

Desde Colombia –precisó- se les alertaba también sobre las llamadas a un número celular que el narcotraficante realizaba hacia ese país, dando cuenta de “un mecanismo de comunicación directa entre Colombia y Venezuela”.

“El día de ayer (martes), cuando este ciudadano realiza una llamada, se nos informa inmediatamente en tiempo real y ubicamos inmediatamente en cual de los 69 teléfonos públicos que teníamos monitoreados se encontraba el objetivo”, señaló.

Agregó que -en el momento de su captura- “El Loco” portaba un pasaporte colombiano con identificación falsa bajo el nombre de “Lucumi Popo, José Tomás”.

“Este señor se hizo múltiples cirugías faciales para tratar de burlar los servicios de inteligencia”, comentó El Aissami.