Caracas. El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, calificó de "insolente" la posición de Estados Unidos de vigilar "muy de cerca" el acuerdo que firmó Venezuela para que Rusia construya una central nuclear en su territorio.

"Es una declaración insolente. Nuestro país tiene derecho a desarrollar, como cualquier país del mundo, la energía nuclear como energía alternativa, como energía del futuro para uso pacífico", dijo Maduro a la televisión estatal VTV, a su llegada a Belarús, siguiente destino de la gira del presidente Hugo Chávez que comenzó en Moscú.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, dijo este viernes que Estados Unidos vigilará "muy de cerca" este acuerdo, en el que espera que tanto Rusia como Venezuela "asuman las obligaciones internacionales" que conlleva el uso de esta tecnología.

"Tendría ese señor que morderse la lengua porque es su país el único que ha utilizado la energía nuclear para destruir a otros en el mundo. Ellos son los que poseen miles de ojivas nucleares apuntando a las cabezas de ciudadanos del mundo", aseguró Maduro.

El acuerdo para la construcción de la central fue firmado por el presidente venezolano Hugo Chávez y su homólogo ruso Dimitri Medvedev en Moscú, donde el mandatario suramericano llegó en la primera etapa de una gira internacional.