Caracas. El gobierno de Venezuela asumió el control este lunes de una quinta parte del total de las acciones de "Globovisión", un canal de televisión opositor al presidente Hugo Chávez, dijo la agencia de noticias estatal.

Autoridades bancarias comenzaron a liquidar una compañía que tenía el 20% de las acciones del canal de noticias, dijo la gubernamental Gaceta Oficial. La agencia de noticias AVN reportó que la liquidación pone las acciones bajo control del gobierno.

No estaba claro si el gobierno planeaba conservar su participación en Globovision o la vendería. La porción del 20% posiblemente no sea suficiente para que el gobierno afecte la línea editorial del canal nombrando nuevos miembros del directorio, pero podría darle presencia en las asambleas de accionistas.

No estaba claro si el gobierno planeaba conservar su participación en Globovision o la vendería.
La porción del 20% posiblemente no sea suficiente para que el gobierno afecte la línea editorial del canal nombrando nuevos miembros del directorio, pero podría darle presencia en las asambleas de accionistas.

Amenazas. En el pasado Chávez ha amenazado con cerrar Globovisión, que tiene una fuerte línea editorial contra sus políticas socialistas y es considerado por quienes lo apoyan como un bastión de la oposición ante los numerosos canales pro gobierno.

En el 2007, Chávez enfureció a los grupos de libertad de prensa y a muchos de sus propios simpatizantes al negarse a renovar la concesión del canal RCTV, el favorito del país y conocido por su menú de telenovelas y noticias. El canal pareció apoyar un breve golpe de Estado contra el mandatario en el 2002.

Globovisión ya ha sido debilitado por un minucioso examen por parte del gobierno.

Dos de sus principales inversores, Guillermo Zuloaga y Nelson Mezerhane, han huido a Estados Unidos para eludir cargos en sus contra. En noviembre, Chávez acusó a Zuloaga de complotar para asesinarlo, acusaciones que el empresario negó categóricamente.

Mezerhane también era propietario de Banco Federal, que el gobierno intervino en junio argumentando problemas de liquidez. Desde entonces el gobierno ha vendido varios de los activos de Mezerhane para cancelar deudas con los clientes del banco.

La liquidación de Sindicato Avila, empresa ligada a Banco Federal y que aparentemente tenía las acciones del canal que pasaron al Gobierno, será ejecutada por el Fondo de Garantías de Depósitos y Protección Bancaria.