Últimas Noticias. La decisión de los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos de enviar a encargados de negocios a sus respectivas embajadas “es un paso adelante en la línea de la normalización respetuosa de las relaciones bilaterales”, afirmó a ÚN el vicepresidente del Parlatino, Roy Daza.

Sin embargo, su par de la Mesa de la Unidad, Delsa Solórzano, no es tan optimista, pues aunque saluda las designaciones dijo a ÚN que “es muy complicado leer las intenciones en materia de diplomacia de Venezuela. La última vez que intercambiaron encargados de negocios a los pocos días salieron con un escándalo de conspiración. Nunca han sido consistentes con su conducta... en mi opinión personal, por la conducta habitual de Venezuela en los últimos meses, no creo que esto sea símbolo de nada, pero ojalá lo sea”.

Desde el año 2010, ambos países no tienen embajadores en sus sedes diplomáticas y desde 2013 no hay encargados de negocios, luego de que el Gobierno venezolano expulsara a la representante estadounidense Kelly Keiderling, y la administración de Barack Obama hiciera lo propio con el dirigente Calixto Ortega.

Para Daza ponerle una fecha a la normalización de las relaciones políticas y diplomáticas entre ambos países “es difícil”, pero consideró que este primer paso “evidencia que hay una nueva situación en las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, que yo califico de una vez de positiva”.

A finales de la semana pasada, Maximilian Sánchez Arveláiz asumió como encargado de negocios en la embajada de Venezuela en Washington, mientras espera el plácet del gobierno norteamericano para el cargo de embajador, al cual fue propuesto en febrero pasado. Por su parte, EEUU nombró a Lee McClenny como su representante en Caracas.