Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, ofreció al primer ministro de Portugal, José Sócrates, acelerar la entrega de dólares a las empresas portuguesas que operan en el país sudamericano, en el que está vigente un control de cambios desde hace siete años.

La Asamblea Nacional aprobó recientemente una controversial reforma de la Ley Contra los Ilícitos Cambiarios con la que busca controlar la cotización del "dólar paralelo" al conceder al Banco Central de Venezuela la exclusividad de la compra y venta de divisas -en monedas o títulos valores-.

"Estamos listos para recibir a tu enviado económico para firmar un compromiso de gobierno a gobierno para dinamizar todas las solicitudes que tengan las empresas portuguesas de dólares", dijo Chávez en un acto gubernamental en el que fueron firmados 19 acuerdos.

El gobernante venezolano señaló que en una semana se podría firmar el convenio "porque además son cifras modestas".

Previamente, Sócrates, en una visita de un día a Caracas, también comunicó a Chávez la necesidad de mejorar las relaciones comerciales entre ambas naciones.

La reciente reforma de la ley sacó del juego las operaciones bursátiles del mercado permuta de valores del que se originó el "dólar permuta", que el Gobierno sostiene que es especulativo.

En el país, socio de la OPEP, está vigente la tasa de cambio oficial de 2,6 bolívares por dólar para bienes esenciales y de 4,3 bolívares por dólar para otros sectores.