El presidencialismo es un sistema político a punto de agotarse, México tendría que caminar con rumbo al sistema parlamentario para poder salir del estancamiento que impide consensos, la tarea no es fácil, señaló el ex presidente Vicente Fox.

“El sistema presidencial está a punto del agotamiento. Tres sexenios, 18 años y no hemos logrado una decisión importante para el país. Este pleito entre perros y gatos, todo el mundo jalando la cobija para su lado y no hemos sido capaces de llegar a un acuerdo entre el presidente y el Congreso, entre los partidos políticos y el Congreso”, dijo el ex mandatario.

El país está sacrificando su desarrollo y no soportaría más sexenios estancados en discusiones estériles entre Legislativo, gobierno y partidos políticos. “Hay que ver lo que sigue porque si va a ser un sexenio más como el de Zedillo, que se le bloquearon todas las decisiones, como el de Fox, que se le bloquearon todas las soluciones, como el del presidente Calderón, que se le bloquearon todas las decisiones, vamos a seguir en fatal bajada si no logramos consensos y decisiones en temas que nos están quemando las manos y que es urgente resolver”, expresó.

A pregunta de Excélsior, Vicente Fox se dijo consciente de que la transición no será de la noche a la mañana, ni tampoco fácil.

“Hay que trabajar, hay que provocar el debate, hay que discutir, no es tan fácil pasar de un sistema al otro, hay que hacer opinión pública primero, hay que hacer conciencia en el gremio público y político y después vendrán las decisiones.

“Muchas veces los problemas se profundizan rápido, se vuelven tan evidentes que las soluciones salen en periodos muy cortos, probablemente éste sea el caso. Nuestro sistema presidencial logra ya acuerdos y decisiones, reformas que son indispensables o habrá que esperar más de un sistema parlamentario”, abundó.

El ex presidente impartió una conferencia magistral sobre liderazgo en el marco de Expo Proveedores de Gobierno, organizado por la Cámara de Comercio de Guadalajara. En el evento señaló que en el Centro Fox son recibidos políticos de toda ideología, que Josefina Vázquez Mota ha ido al igual que Enrique Peña Nieto y que Andrés Manuel López Obrador no ha ido “porque no ha querido”, pero que lo que se buscan son soluciones para el país.

Incluso se pronunció a favor de las candidaturas ciudadanas.

“Manuel Clouthier (hijo) va a tener que dedicarle tiempo, quizás se debe juntar con Jorge Castañeda, quien ya le hizo la lucha fuerte y que sí metió un reclamo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, lo que urge son soluciones y ésa es de las más importantes”.

Fox aseguró que no se arrepiente de ninguna de sus decisiones, sobre todo en cuestión de seguridad.

“Es bastante complicado gobernar este país, no es enchílame otra”, expresó.