El vicepresidente Amado Bouodu volvió a cuestionar este martes al juez federal Ariel Lijo, que el lunes le tomó declaración indagatoria en el marco de la causa Ciccone, al señalar que pone a "funcionarios bajo la picota, pero no investiga a ningún empresario grande".

"Ayer fue un día donde puede dar explicaciones de todos los puntos de la acusación. Las respuestas estaban en el propio expediente. Me parece que quedó en claro que hay un análisis muy sesgado de todas las pruebas del expediente", dijo el vicepresidente esta mañana en declaraciones a radio Cooperativa, tras su declaración de ocho horas de ayer en tribunales.

En ese marco, Boudou renovó sus criticas al juez Lijo, que -según dijo- "se pasa investigando una boleta de 200 pesos de luz y gas pero no se puso a investigar ni un segundo la ruta de 50 millones de pesos" y agregó que "es llamativo que ponga a funcionarios bajo la picota y no investigue a ningún empresario grande".