El vicepresidente Álvaro García Linera dijo que las protestas que vivió el país durante dos semanas tuvieron un contenido social, pero que luego fue manipulado con fines particulares, restauradores del anterior sistema y relacionados con corrientes conservadoras de la derecha.

"Había un contenido social de inicio y sobre ese contenido hubo una manipulación y direccionalidad política restauradora, conservadora", dijo el Vicepresidente en una conferencia de prensa.

Las medidas de presión fueron "para enfrentar el gobierno. Ataque a la ciudad, generar malestar, zozobra, pedido de revocatorio", dijo García Linera quien recordó que años atrás Manfred Reyes Villa y la Media Luna pidieron revocatorios del presidente Evo Morales.

Acusó también a algunos dirigentes, "uno o dos de la COB", de tener vínculos con Manfred Reyes Villa, ex candidato opositor a la presidencia de Bolivia y que se encuentra radicado en Miami,  y con la minería privada del país.

García Linera ofreció una conferencia de prensa en la que explicó las causas y consecuencias del paro general convocado por la Central Obrera Boliviana (COB) exigiendo un incremento salarial del 15% ante el 10% que había ofrecido inicialmente el Ejecutivo, y otras siete demandas.

El conflicto llegó a su fin este lunes luego que la COB aceptó firmar un documento de ocho puntos suscrito por la comisión de gobierno y en el cual se establecía un incremento salarial del 11% y de buscar recursos para un por ciento más de alza.