Nueva York. El vicepresidente brasileño, Michel Temer, restó este lunes importancia a las últimas encuestas sobre intención de voto publicadas en el país y descartó por ahora que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva concurra a los comicios.

"No creo que haya intención del ex presidente Lula ni disposición de la presidenta Dilma (Rousseff)", dijo Temer preguntado en Nueva York por esa posibilidad.

Según una encuesta publicada el sábado, la intención de voto a Rousseff bajó en abril al 38%, frente al 44% que registraba en febrero.

Para Temer, ese tipo de variaciones son normales y recordó, en ese sentido, que la intención de voto de la presidenta llegó a bajar al 30% durante las protestas registradas el pasado año en Brasil y luego logró recuperarse hasta el 47%.

"Esta es una fotografía del momento", señaló en declaraciones a los periodistas el vicepresidente Temer, que recordó que lo que importa es lo que ocurra en las elecciones del próximo octubre.

Pese a la pérdida de apoyo, las encuestas señalan que Rousseff ganaría los comicios en la primera vuelta.

Lula, por su parte, ha respaldado en los últimos meses la candidatura de su sucesora, aunque ha dejado abierta la puerta a volver a presentarse a las elecciones en 2018.

Temer participó hoy en Nueva York en un foro económico centrado en el papel de las economías emergentes en el mundo, una cita en la que defendió la estabilidad de la economía brasileña y animó a la inversión extranjera.