Bogotá. El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, evolucionaba satisfactoriamente este martes después de que fue sometido a una operación de corazón tras sufrir un infarto de miocardio, mientras que médicos esperan que sea dado de alta en una semana.

No obstante, Garzón, quien asumió el sábado para un periodo de cuatro años junto con el presidente Juan Manuel Santos, estaría incapacitado por cerca de un mes antes de poder reanudar sus labores.

El ex sindicalista y ex ministro de Trabajo de 64 años fue intervenido de urgencia después de sufrir un dolor torácico opresivo y sudoración.

Garzón tiene como principal responsabilidad en su cargo como vicepresidente reemplazar al presidente en ausencias temporales o permanentes, según la Constitución.

"En este tipo de proceso el periodo de incapacidad básico es más o menos de 30 días, en el cual se hace el proceso de rehabilitación, ejercicios, recuperación, manejo intensivo y control y ajuste de los tratamientos farmacológicos", dijo a periodistas Efraín Gómez, jefe de la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Shaio, donde está hospitalizado.

El político, casado y padre de una hija, es graduado en periodismo y su actividad en la vicepresidencia apunta a tener un enfoque social para disminuir el alto desempleo y la pobreza en el país andino.