Río de Janeiro. El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, respondió este martes a las criticas recibidas por parte del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, y negó que se esté preparando un gople en Brasil, tal y como denuncia el Gobierno.

En una nota divulgada por su asesoría de prensa, Temer dijo que "precisamente por ser profesor de derecho constitucional, Michel Temer tiene consciencia de que no hay ningún golpe en curso en Brasil".

En un acto en Fortaleza, Lula dijo que "quiero que (Temer) aprenda sobre las elecciones. Temer es un profesor de derecho y sabe que lo que están haciendo es un golpe. Y esto, sabe que se lo reclamarán a sus hijos, y a su nieto, cualquier día. Porque la forma más vergonzosa de llegar al poder es derribar un mandato legal", aseguró Lula.

Temer es el presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), hasta esta semana el principal aliado del Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) pero que el martes anunció su salida de la coalición oficialista y que pasaría a apoyar un juicio político contra Rousseff.

Si la mandataria es destiuida por el Congreso, Temer, como vicepresidente, asumiría su puesto. Aunque el PMDB aseguró que todos sus ministros dejarían el Ejecutivo, Temer por el momento no pretende dejar su cargo, pese a la ruptura entre su partido y el PT.