Sao Paulo. El vicepresidente de Brasil, José Alencar, dejó la unidad de terapia intensiva y fue transferido a una habitación, informó el jueves el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo. Aún no hay previsión de alta médica.

La transferencia de Alencar tuvo lugar este miércoles en la noche, pero sólo fue anunciada el jueves en la tarde. El vicepresidente sigue sometiéndose a sesiones de hemodiálisis, divulgó la oficina de prensa del hospital.

Alencar, de 79 años, se recupera de una cirugía realizada el 27 de noviembre, cuando le extirparon un segmento de intestino obstruido por tumores. Se trató de su décimosexta cirugía en los últimos años.

El político lucha contra un cáncer en la región abdominal desde hace más de 10 años y se somete a un tratamiento de quimioterapia contra la enfermedad.