Sao Paulo. El vicepresidente de Brasil, José Alencar, se encuentra estable tras sufrir un infarto agudo al miocardio y será transferido este viernes de la Unidad de Terapia Intensiva a una unidad semi intensiva, según un informe médico.

Alencar, de 79 años, fue sometido a un cateterismo el jueves después de sentirse mal y haber sido diagnosticado de un infarto.

El funcionario lucha hace más de 10 años contra un cáncer y estaba internado en el Hospital Sirio Libanés, en Sao Paulo, desde el mes pasado.

"(Alencar) se encuentra estable desde el punto de vista cardíaco y será transferido para la Unidad Coronaria (semi intensiva) el día de hoy", informó el boletín médico del hospital divulgado el viernes por la mañana.

Más temprano, el doctor Roberto Kalil, que es parte del equipo médico que cuida a Alencar y también el facultativo personal del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, informó al mandatario que el vicepresidente estaba fuera de riesgo, según la oficial Agencia Brasil.

Lula estaba en Corea del Sur, donde participó en la reunión de las 20 principales economías.

Alencar está internado desde el 25 de octubre, cuando entró al centro médico debido a un problema intestinal.