Quito. El vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, anunció este lunes que pidió la inmediata expulsión de las filas del movimiento oficialista Alianza PAIS (de izquierda) de una asambleísta involucrada en un caso de corrupción, que generó malestar en el gobierno.

"La corrupción nunca debe ser aceptada y jamás será aceptada por parte de la Revolución Ciudadana" (proyecto político del gobierno), dijo Glas en una conferencia de prensa.

Se trata de la asambleista Esperanza Galván, quien fue detenida la víspera en Quito por presuntamente haber cometido un delito de acción pública, indicó Glas quien advirtió que habrá "tolerancia cero a la corrupción".

Por el caso, también fueron detenidos dos hombres en las ciudades de Esmeraldas e Ibarra, identificados con las iniciales M. S. B., y W.D.T.

El primero es ex gerente de una empresa de agua potable de Esmeraldas, y el segundo, afiliado al movimiento oficialista, para quien también se pidió su expulsión.

El hecho fue denunciado por el propio vicepresidente a la Fiscalía General del Estado, que procedió a realizar las detenciones amparado en una orden emitida por una jueza de la Corte Nacional de Justicia.

Glas explicó que hizo la denuncia la semana pasada en la Fiscalía ante la que presentó como prueba videos que demostrarían el acto de corrupción, los cuales, fueron mostrados también a la prensa local.

Según el vicepresidente, se presume que la asambleísta pidió US$800.000 al ex gerente de la empresa de agua potable de Esmeraldas, quien a su vez, le entregó el dinero a W.D.T., quien fue el intermediario.

El dinero lo habría solicitado la asambleísta presuntamente tomándose el nombre del vicepresidente de la República.

Glas dijo que este caso constituye una "traición a la Patria, a nuestro proceso político y a Alianza PAIS" y señaló que "con dolor, pero con firmeza, los corruptos (deben ir) a la cárcel vengan de donde vengan".

"Los recursos del pueblo son sagrados", añadió tras indicar que las investigaciones determinarán el origen del dinero.

El secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, dijo en la misma conferencia de prensa que la asambleísta está detenida para investigaciones y que en las próximas horas se realizará la audiencia de formulación de cargos.

Indicó que podría tratarse de un delito de "concusión" y que si el juez a cargo del caso lo considera puede solicitar al Parlamento el levantamiento de la inmunidad de la que goza la legisladora para iniciar una causa judicial.

Mientras tanto, el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, señaló que habría "un delito de cohecho" y anticipó que se cuenta con videos y una gran cantidad de indicios "que nos van a permitir sostener adecuadamente este caso".

En las próximas horas la directiva del movimiento gobiernista se reunirá para anunciar el futuro de la legisladora.

La víspera, el presidente Rafael Correa, dijo que el caso llena de "vergüenza" al gobierno, pero aseguró que sabrá enfrentar el costo político, pero jamás estará con la corrupción.